Masaje Terapia

Índice de contenidos

1. Masaje Sueco
2. Tejidos Profundos
3. Neuromuscular

Masaje Sueco

Se realizan manipulaciones suaves (deslizamiento despacio pero de gran amplitud sobre la piel, amasar, pellizcar, friccionar, percusión, vibración) de los tejidos más superficiales. Es beneficioso comenzar aquí, así relajando y soltando tensiones en los tejidos conectivos y musculares más superficiales antes de profundizar. Creando espacio en cualquier zona del cuerpo envía señales químicos a las demás células para que éstas pueden hacer lo mismo. Se propagan los beneficios y conductividad eléctrica y metabólica (energética) a todos niveles. La relajación es profunda.
[volver al índice de contenidos]

Tejidos Profundos

Se trabaja más profundamente a nivel conectivo y muscular, amasando los nudos más grandes y rompiendo sus tensiones. Las manipulaciones son similares a las del Masaje Sueco, pero hechas con mayor presión. Normalmente, es ideal trabajar a estos niveles posterior a una o dos sesiones como mínimo de Masaje Sueco, dependiendo del caso y los niveles de tensión que hay.
[volver al índice de contenidos]

Neuromuscular

Se trabaja a nivel muy profundo, buscando y soltando los nudos y puntos gatillo que están en los niveles profundos de los tejidos. Las manipulaciones son únicas y muy diferentes a las que se realizan sobre los tejidos más superficiales. Se realizan manipulaciones y/o ejercicios de entrenamiento postural.

Para llegar a estos niveles, es imprescindible realizar varios masajes previos. Consta de una terapia profunda a todos los niveles, inclusive el emocional y no se puede realizar en una primera sesión.
[volver al índice de contenidos]